Corona de Adviento

familiacatolica.org  

Página principal          Adviento

 

Para imprimir archivo pdf


La Corona de Adviento es un símbolo visual que nos sirve como guía durante el tiempo de Adviento.


¿Qué es el Adviento?

El Adviento, del latín “Adventus”, venida, es el tiempo en el que nos preparamos para la Navidad y marca el inicio del Calendario Litúrgico. Empieza el domingo más cercano a la fiesta de San Andrés (5) y termina el 24 de diciembre, con la víspera de Navidad o Noche Buena.


¿Qué hacemos en Adviento? (4)

Recordamos que Dios prometió enviar al Mesías: Durante las Misas de Adviento escuchamos lecturas del antiguo Testamento con esta promesa.

Buscamos arrepentirnos y cambiar, pues eso fue lo que Juan el Bautista le anunció al pueblo de Dios para poder recibir a Jesús el Señor. Durante Adviento, nuestra Iglesia nos recuerda las palabras de Juan: “Preparad el camino del Señor, enderezad sus sendas” (Mc 1,3).

También recordamos que Jesús es nuestro Salvador, eso es lo que significa su nombre “Dios salva” y nos preparamos para recibirlo en nuestros corazones como lo hizo José y María. María dijo “Sí” a la petición de Dios a través del Arcángel Gabriel, ella dijo:”He aquí la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra” (Lc 1,38).

Por último recordamos que Jesús vendrá de nuevo al final de los tiempos en gloria y majestad.


¿Cuál es el origen del Adviento?

No encontré una fecha precisa de su origen, pero según el libro “Los Orígenes del Año Litúrgico” de Thomas J. Tally, dice que el Adviento empieza en el cuarto Canon del Concilio de Zaragoza en el año 380. (13) Otras costumbres que datan del siglo IV en España y Francia muestran que ya se preparaban por tres semanas antes de la Navidad y terminaban su festividad con bautizos en el día de la Epifanía. Durante estas semanas hacían grandes ayunos y por eso se conocía como “la Cuaresma de Navidad”. (11)

Después, en el Sínodo de Tours (567 d.C.), se establece el ayuno en Diciembre como preparación para la fiesta de Navidad. En el Concilio de Macon (581 d.C.), se ordena un “ayuno de Adviento” por los laicos, desde la Fiesta de San Martin, en noviembre 11, hasta Navidad. En los siglos VII y VIII, los leccionarios ya contenían las lecturas para seis domingos de Adviento. (13)

Muchos atribuyen al Papa San Gregorio Magno (540-604), el verdadero inicio del Adviento Romano. Él estableció que fuera de cuatro semanas y escribió varias oraciones y antífonas para este tiempo. (11)

 Una de las versiones sobre el origen del Adviento, menciona que los cristianos en Alemania "cristianizaron" una tradición pagana en donde la gente se reunía a partir del solsticio de invierno y prendían velas conforme se alargaban los días para darle gracias al “dios sol” por su luz. Otra versión dice que prendían velas durante los días más cortos del año como signo de esperanza en los días más largos en la primavera. Para el año 1600, cristianos y católicos en Europa ya utilizaban esta tradición durante su tiempo de preparación para la Navidad. (14)


¿Qué representa la Corona de Adviento?

Con la Corona de Adviento representamos aspectos importantes de nuestra fe, por ejemplo,
- la forma circular de la corona nos recuerda que Dios no tiene principio ni fin, Dios es eterno;
- las ramas verdes simbolizan la esperanza de la vida eterna y
- las velas nos simbolizan que Jesús es la luz del mundo (6).

Las velas moradas usan el color litúrgico del Adviento para ayudarnos a recordar que necesitamos hacer penitencia, o pequeños sacrificios, para reconocer que somos pecadores y necesitamos a Jesús. La vela rosa, es para darnos ánimo de que ya casi es Navidad.

El Adviento consta normalmente de cuatro semanas antes de Navidad, aunque hay años en que sólo se tienen tres. En muchos templos y hogares cristianos vemos que ponen una Corona con cuatro velas, tres moradas y una rosa.

Cada domingo se va prendiendo una vela hasta el último domingo antes de la Navidad. El primer domingo se prense una vela morada, el segundo domingo dos moradas, el tercero dos moradas y la rosa y el cuarto domingo se prenden todas. Algunas veces se usa una vela blanca en medio que sólo se prende en la víspera de Navidad.

Nunca es tarde para empezar la tradición de tener una Corona de Adviento en nuestra casa. Ya sea que sea comprada o que ustedes mismos la hagan, ¡te animo a que usen este símbolo para reforzar el espíritu de preparación en tu familia!

Aprovecha la reunión familiar alrededor de la mesa los domingos o antes de dormir y pídele a sus hijos (tomando turnos) que prendan la vela (o velas correspondientes) y oren juntos.


¿Cómo hacer una Corona de Adviento en casa?

Este año ya me urgía conseguir otra corona de Adviento, porque la que tenía se rompió y al ponerle las ramas de pino, quedaba deforme la pobre.



Así que decidí hacer una. Lo que compré fue::
    - Una guía de pino que incluía luces.
    - 4 velas moradas (desafortunadamente no había rosa, pero es lo ideal)
    - 4 bases de vidrio para las velas.
    - Listones morado y rosa para decorar
    - Decoraciones adicionales
    - Un pedazo de tela morada como mantelito.




Lo primero que hice fue ponerle los moños a las velas sobre las bases de vidrio.



Después usé la guía de pino para hacer la corona, asegurándome que cabían las cuatro velas en medio de ella.
Al final le puse unas ramitas navideñas como decoración. Como venía en un ramo, las corté para poder insertarlas.





Y así quedó:





Muy sencilla y lo mejor es que ¡a mis hijos les encantó!.

¡Todo por amor a Cristo!



Bibliografía
(4) Monica McConkey. A Treasure Chest of Traditions for Catholic Families. Arma Dei Family Ministry.2003
(5) Theresa A. Johnson. A Year With God, Celebrating the Liturgical Year. Little Way Press, Twain Harte, California. 2005
(6) Natalie Kadela. Our Year with God, a Child’s Introduction to Catholic Holy Days and the Liturgical Year. Pauline Books and Media. Boston, USA. 2000
(10) Julio Badui Dergal. La Navidad. Editorial Minos. México, D.F. 1997
(11) Jose de Jesus Garcia Ibarra. Adviento, Navidad. Librería Parroquial de Clavería. México, D.F. 1997
(12) Mary Reed Newland. The Year and our Children. Sophia Institute Press.. Manchester, NH. USA. 2007
(13) http://www.americancatholic.org/features/advent/faqs.asp
(14) http://www.catholiceducation.org/articles/religion/re0132.html
(15) http://www.navidadlatina.com/cuentosypoesias/primerpesebre.asp
(16) http://www.es.catholic.net/temacontrovertido/331/1580/articulo.php?id=1161